Purple weekend 2017

Del 7 al 9 de diciembre, retornamos al Purple, a punto este de entrar en la treintena. Ahí nos encontramos, y así lo festejamos, con los venteños, Marta  & friends, la preceptiva, y sabrosa, visita de Luis y Silvia y, cómo no, los clásicos mods, sus parcas y figurantes varios, como Farlopo organizando y (re)partiendo el bacalao.

El primer día nos perdimos a Supersiders, The Salamanders y Evil Evil Girrrls&The Malvados, que fueron calentando el ambiente. Culminaron la jornada, en el Studio 54, el rythm and blues de los vascos The Allnighters y el poderoso power pop de la legendaria Nikki Corvette & The Romeos.

El viernes 8, estupenda presentación, en el espacio Vías a las 12.00, de la biografía de los KINKS Atardecer En Waterloo, amenizada con canciones y guitarras de ambos autores. Casi 800 páginas que van desde los inicios, a principios de los 60, hasta su disolución en 1997. Se incluye un particular apartado sobre su relación con España, donde se narra como en uno de sus conciertos actuaron de teloneros los Botines, cuyo cantante era el sin par Camilo VI.

Botines

Siguiendo con el viernes, algunos conciertos no parecieron estar a la altura. Insípidos los bilbaínos Extended Plays, en el Gran Café, sin alma ni sentido, posando sobre el escenario, como obligados a tocar. El botón de la camisa del cantante, disparó su desgana al público nada más comenzar. Psicodelia sixty almibarada.

Nuestros infiltrados venteños, nos contaron que hubo dos excepciones: Tito Ramirez (con un ilustre Ronaldo, Don Ricardo Moreno, a la batería), en el espacio Vías y The Event (Usa), con una celebrada actuación en el Pabellón CHF.

piurple_scooters

El sábado 9, tras la tradicional scooter run, tampoco pintó demasiado bien con el punk acelerado de los skaters australianos The Living Eyes y los monocordes Imperial Surfers patrios, versión más floja de los Mambo Jambo, en el espacio Vías.

Hubo que desobedecer el programa oficial y acudir clandestinamente al  Club Valentino, donde finalmente pudimos disfrutar de un concierto con brío y lustre (y en idioma cervantino de Logroño): el garage de Los Mutagénicos. En este recinto, mitad sala de conciertos mitad puticlub,  resulta transgresora esa mezcla de rock’n’roll con el baile en barra de una pole-dancer, aderezado con meretrices merodeando por el local, alguna de ellas abogada de Burgos

La cruz roja americana de gira por España, Red Kroos (banda de culto formada por los hermanos Jeff y Steven McDonald a finales de los 70), vendría a redimir este purple , al que llegaron, tocaron y vencieron ante un público entregado a un sonido que hizo bailar a un CHF abarrotado.

cartel

Anuncios

Sidecars (Black Pearls, 15/11/2017)

Es lo que pasa con la palabra gratis, seas un jubilado o un mozalbete, das codazos por conseguir un catálogo, una pegatina o una invitación. Y cuando lo obtienes lo desvalorizas. Así que la mayoría del publico “invitado” se puso a hablar, reír y elevar el tono, que para eso se sale, coño Está en el adn celtíbero.

Cero respeto al artista. Omito adjetivos nauseabundos. Con lo que le gusta a Juancho hablar y agradecer a los asistentes (no creo que ninguno de los de ayer fuéramos incondicionales) el apoyo para llegar a donde han llegado. Con lo que gratifica que los artistas conecten, o lo intenten, y a veces te den pinceladas de las canciones o de sus vicisitudes. Pues nada, gente ingrata, sin cultura de conciertos, que apenas permitió que se les oyera comunicarse con el respetable ni casi cantar.

Y uno se pregunta: por qué no se callan?

Amenizaron sus éxitos más conocidos, supongo que por indicaciones de la cadena dial que organizó este evento, con algunas canciones de su nuevo disco “Cuestión de gravedad“. Muy buena pinta estas. Cuestión de gravedad es su quinto álbum, producción de Nigel Walker y grabado en los estudios La Casamurada y en Music Lan. Tu mejor pesadilla es su primer single. Al que le figuen Locos de atar y Cuando caigas en shock

No colaboró mucho en la tarea una sala fea como es Black Pearl, con dos pilares en el centro obstruyendo la visión con el escenario, mal decorada y con luminotecnia de puticlub y cuatro pantallas de plasma emitiendo publicidad a discreción por las bandas. Infumable. Mirad como opinan algunos.

Sidecars_Black_pearls (nov 2017)

Sidecars es el grupo de Juancho, alma del grupo, y hermano de Leiva. No creo que estos chicos sepan parecer, así que tienen que ser por cachabas buena gente, currantes y artesanos del oficio. Surgieron en 2006, fueron grupo revelación en 2008 y, poco a poco, se han ganado nuestro cariño: no en vano, hace año y medio, en el teatro Zorrilla, Pablo asistió a su primer concierto , así que les llevaremos en el corazón de por vida.

Como anécdota, en 2014, Manu Solís abandonó la banda despidiéndose entrañablemente y así en el facebook.

Sidecars_ticket

Próxima cita en el LAVA: 17/03/2018

Guadalupe Plata (Porta Caeli, 11/11/2017)

“¿En qué idioma hablan?”, se escuchó a las primeras de cambio. Los maullidos inaudibles del solista, más bien asemejados a unos coros., podrían llegar a irritar si no fuera por quedar en un segundo plano ante la rotundidad de su blues-rockabilly sucio y garajero.

El supuesto castellano  no es un impedimento. Como ellos dicen “cuando las cosas se hacen con sinceridad eso se puede transmitir a cualquier parte del mundo. El lenguaje de blues y el rock es universal”

En la escena alternativa, hoy tan uniforme,y por tanto incoherente con su etiqueta, ellos van a contracorriente, van a lo suyo: un concierto que podía ser una sola canción, con pequeñas mutaciones. No se salieron del patrón, su sonido primigenio permaneció infranqueable: guitarras contundentes, ausencia de electrónica y letras oscuras y  surrealistas.

Guadalupe_Plata

Atemporales y peculiares: en busca de frescura y autenticidad, prácticamente, graban las canciones de sus discos con la primara toma; son fieles a sus guitarras caseras y a un curioso bajo construido con un barreño de zinc; y sus discos son homónimos: se llaman por igual con el nombre del la banda

En junio de 2014 la banda de Úbeda fue la triunfadora de los VI Premios de la música independiente: mejor «Artista del año», «mejor álbum de rock, «mejor Directo» y «mejor fotografía promocional» para el batería Carlos Jimena.

entrada_guadalupe_plata-e1510748186528.jpg