Tiempo, temperatura, agitación (Cooper)

Se había hecho esperar el nuevo long play de Cooper, después de ‘Mi universo (2011) y la revisión de sus 30 años de carera musical ‘Popcorner. 30 Años Viviendo En La Era Pop” (2016). En la primera semana, ya se ha agotado la primera edición en LP .

¿Por qué 7 años? Lo aclara el propio Alex: “No tiene sentido que un artista como yo esté sacando discos cada año y medio. Si de repente surge alguna cosa, sí, pero no voy a estar dando la lata porque tenga que hacer una gira, y como excusa saque un disco. Aparte, casi no duermo intentando meter en el repertorio en directo canciones de todas las épocas para hacer una cosa coherente. Si tengo que hacer un disco cada año y medio me volvería loco, porque de cada disco habría una canción. Eso es un esfuerzo baldío. Me voy a dedicar, como en este disco, a hacer un disco que te cagas. Si no, no lo hago”

El título viene de rebuscar en el proceso fotográfico y hallar ese concepto del revelado analógico de toda la vida, con esos tres parámetros fundamentales (el tiempo de la exposición, la temperatura del líquido y la agitación de la cubeta).  ‘Tiempo’ y ‘temperatura’, le sonaban algo cacofónicos en español, y aunque las prefería en inglés, al final optó por el idioma patrio.

Si “Días Grises” es el disco más Cooper de los Flechazos, este es el disco más pop, más Flechazos de Cooper, con menos guitarras a lo Teenage Fanclub y más protagonismo de los teclados, vientos e incluso cuerdas al final, así lo reseña Adolfo (Airbag). Y acaso también más optimista. Canciones de tres minutos de pop nostálgico y luminoso, impregnadas de esa ilusión juvenil imperecedera de un tío serio como es Alex, Un buen día Elena (Flechazos) le soltó eso de “tú tienes una capacidad que no tiene otra gente, que es la de hacer, con tu edad, con tu bagaje, canciones como si tuvieras quince años. No puedes renunciar a hacer eso”. Eso le reafirmó a la hora de combinar la madurez de la edad adulta con la fascinación por el pop teenager.

Repasamos sus canciones (escuchar en youtube), con algunas notas de Sir Alex:

‘Esperando el último tren’ y ‘Salto’, abren el disco a modo de hits y son una clara muestra de intenciones ilusionantes.

‘En el asiento de atrás’, “es una canción que no se puede tocar sin los metales, sin los teclados. Increíble inicio in crescendo, con una melodía, unos coros y una sección de vientos de pelos de punta en el estribillo”

‘Graciela’, parece ola canción más floja

‘Luz’, no puede ser más pop. Subo el volumen y lo vuelvo a subir. rebobino y vuelvo a ponerla una y otra vez. Pienso en mi peke y me vuelvo erizo epidérmico

Infinito’, una canción con  mucha conexión lo mismo con la nueva ola, que siempre me ha gustado, con la música de mi juventud “costelliana” de Graham Parker, y con los grupos de britpop. Yo quería hacer una canción en plan Graham Coxon (guitarrista de Blur) con una producción en plan Stephen Street, productor de Graham Coxon, pero es una canción que también me mola mogollón.

‘Islandia’, la canción favorita de Alex.

‘Provisional’

‘Ya llegó el verano’, quería lanzarla el 21 de junio. tengoe muchas canciones de verano, pero siempre las saco en diciembre o en enero. Eso es una cruz. Entonces me dejaron descartarla como primer lanzamiento.

‘Dos grados bajo cero”’, una canción con un letra muy triste pero donde la música transmite un buen rollo tremendo. La canción menos Cooper. A mí me gusta muchísimo. Iba en coche y escuché una canción de Primal Scream. Siempre me ha gustado la música instrumental. Yo lo que quería era hacer una canción que empiece molando mucho, y que siga molando, y que siga molando, hasta que llegue un momento en el que dices, esto, como no cambie, va a dejar de molar. Hasta llegar al punto en que casi estás perdiendo el interés. Y cuando estás perdiendo el interés, apareces con un estribillo brillante. Con  ese final tan punk, a lo “Sympathy for de Devil” y todo ese groove British bailón de los 90´s…

Es una canción más para bailar y para tocar, sin virtuosismos. Es ambiental, instrumental, pero luego tiene ese estribillo. Estaba pensando en mis grupos favoritos, ya te imaginas: The Seahorses, The Charlatans, grupos de Manchester y cosas así. Pero con un arreglo más de mi gusto, con unos metales y con percusión que sonara al soul y al latin jazz que he oído durante tantos años y que nunca he podido hacer. En esta canción me apetecía hacer algo así. Trajimos a un percursionista caribeño..quería que sonara al barrio de Nueva York, o a Memphis. Con esta canción yo creo que lo conseguimos. Hay una mezcla entre gustos británicos y gustos americanos, o afroamericanos, que mola. Luego, el estribillo también es muy mío. Y te voy a confesar una cosa: la letra no dice nada. Dice lo que tiene que decir.

‘Telarañas’

timepo-temperatura-agitacion

“Vengo de una escuela perdida en el tiempo en la que los músicos tocaban para divertir a la gente. No me subo al escenario a soltar mis neuras ni a hacer terapia. Soy un músico a la antigua usanza. Yo toco para la gente. Toco lo que yo quiero. Seguramente, cuando me canse de hacer canciones o vea que ya no hago canciones que me gusten lo siguiente que haré será montar una banda de versiones de finales de los 60, con metales y órgano Hammond, y me lo voy a pasar teta tocando canciones de The Foundations. A mí lo que me divierte es tocar en directo.”

Anuncios

Day breaks, Norah Jones (2016)

Vuelta a sus raíces, al piano.

Pero con la sensación de que el adorado queda a mucha distancia ‘come away with me’ (2002). Seguimos ansiando alguna réplica de esa majestuosa ópera prima, y claro no puede ser. Y la versión en directo al final de este disco, a modo de bonus, no nos persuade de que lo mejor sería olvidarse del mito, limpiar la cera y abrir bien los oídos

NorahJones_DayBreaks_cover

En el Club (Los flechazos, 1989)

Segundo disco de la banda leonesa, producido por Kike Cardiaco, tras su exitoso álbum de debut Viviendo en la era pop (1988). Luego vendrían Preparados, listos, ya! (DRO, 1991) y En acción! (DRO, 1992). En 1992, se publicó el libro Haciendo astillas el reloj, una biografía de 152 páginas escrita por Ezequiel Ríos que narra la historia del grupo y con prólogo de Alex Díez, Hoy agotado.

En el club es un disco casi redondo en 13 pildorazos contundentes, breves y veloces como cualquier canción pop respetable. Canciones pegadizas, con brío y que te arrancan los pies del suelo. De las once canciones, sólo un par de ellas (Cuando el dolor de va y Arco iris) podrían desentonar.

en_el_club_songs

La chica de Mel, una de los grandes hits de Los Flechazos, exalta la estética, con buenas dosis de lujuria, de un cuadro de uno de los iconos del pop-art, Mel Ramos (California, 1935), el cual se declaraba pintor de desnudos hace años en una exposición en Barcelona. En el cuadro en cuestión se puede apreciar la marca de su bañador.

lachicademel_cuadro

Otra chica protagoniza uno de los mejores momentos del álbum, La reina del muelle”. “Basta ya“, excelente versión de “Don’t look back” de The Remains.

en_el_club

“Gorra plana, hipsters blancos y casaca militar.”

Sí, realmente fue así. Canthy McGowan en el R.S.G., cuellos altos y chaquetas Nehru, el sonido de la “joven América”, los Who en Hyde Park en 1966, Antonioni en el Scoth St. James, los Artwoods grabando en “Breadhurst Gardens”, moda Pop en el “Sunday Times”, los Easybeats arrasando Australia, los Creation quemando un Teatro en Hamburgo …

La magia duró hasta el 68. Pero aún hay chicos que renuncian a todo aquello.
Aquí tienes 11 temas repletos de ilusiones, sensaciones, optimismo juvenil y ecos de la Era-Pop. Esta noche Los Flechazos tocan en el club: la magia ha vuelto.
60s-zine Oxford Street.

Este disco lo queremos dedicar a todos aquellos que defienden la forma de vida de los 60 con orgullo y optimismo.

Cuestión de gravedad (Sidecars, 2017)

Quinto disco de los Sidecars, tras ese excelente directo, ‘contra las cuerdas’, que a muchos nos hizo adictos. Juancho compone todas las canciones y desde la portada, con bisturí y sentimiento, va desvelando las telas del corazón

Para dejarse llevar, dar al modo aleatorio y que no termine nunca…eso ocurre en los primeros veinte minutos, cuando uno va a matacaballo por la vida y pones el cd durante el cafe, el baño o mientras cocinas.

Comienzo arrebatador, con canciones pegadizas y amargamente dulces (locos de atar, tu mejor pesadilla, cuestión de gravedad – renombrada costa da morte-) y esa estupenda ‘amasijo de huesos’ dedicada a Leiva.

cuestion_de_gravedad_songs2

Se empieza a desinflar tras ‘olvídame’. Así que tras las primeras escuchas uno se propone darle al play a partir de la 7, a ver si cuaja. Y parece que no acaba de estar a la altura la 2gda parte. Quizá ‘todo es mentira’ se salve.

img_20171225_115250~01-57773051..jpg